RSE y Sostenibilidad: prácticas responsables para el presente y visión de futuro

“La RSE ha muerto”, el Banco Santander cambia el concepto de Responsabilidad Social Corporativa por el concepto de Sostenibilidad, la Creación de Valor Compartido se impone como la nueva tendencia “chic” en las escuelas de negocios, Leonardo Boff opina que el concepto de desarrollo sostenible tal y como lo definió el informe Brundtland, es demasiado antropomórfico – en cierta medida hay que reconocer que tiene razón – y empiezan a escucharse un poco más las voces que afirman que el crecimiento a todo coste, incluso calificado de “sostenible”, es exactamente lo que contribuye a un mundo insostenible…Tantas posiciones cada vez más incompatibles generan mucha confusión y ayudan en realidad a los que se oponen a los esfuerzos y políticas destinados a hacer que se pueda mantener y alcanzar un nivel de vida aceptable para todos en nuestro planeta a medio plazo. Ya no se puede hablar de largo plazo porque el largo plazo es claramente, si seguimos así, algo improbable.

En este sentido, las empresas tienen una responsabilidad tan importante como, por no decir más importante que, los individuos, las colectividades, los gobiernos o las ONGs. Y no es porque Milton Friedman se inventó que la responsabilidad de las empresas, se limita a generar  beneficios para los accionistas, abriendo la puerta al neoliberalismo cuyas consecuencias todavía padecemos, que todos tenemos que aceptar su doctrina. Utilizar el concepto de “responsabilidad” es imprescindible para establecer y seguir las reglas que rigen las relaciones entre individuos, empresas o cualquier otra entidad. Esta responsabilidad es social y ambiental. Los ciudadanos podemos exigir como empleados, clientes o vecinos que las empresas se responsabilicen por sus actos, e impactos, sociales y ambientales. La Responsabilidad Social Corporativa es el “ahora”. Es un conjunto de prácticas éticas, respetuosas del individuo, del medio ambiente, de la naturaleza y de la sociedad, que permiten convivir en el presente.

La sostenibilidad es una visión de futuro. Ofrece un marco para definir estrategias que permitan asegurar que esta convivencia en el presente sea duradera y que mejoren y no empeoren las condiciones de vida en el planeta. “Desarrollo sostenible” no es sinónimo de crecimiento sostenible. De hecho la frase “crecimiento sostenible” suena cada vez más un oxímoron. La sostenibilidad corporativa no puede tener como único objetivo crecer a todo coste. Para esto, lo importante no es que la empresa tenga una estrategia de sostenibilidad sino que su estrategia de negocio sea sostenible y le permita enfrentarse a los retos del presente y de futuro a través de iniciativas coherentes, innovadoras y respetuosas de su entorno.

La Responsabilidad Social de la Empresa ofrece una base particularmente adaptada para apoyar una estrategia de negocio sostenible, ya que las mismas iniciativas y prácticas que permiten gestionar el presente de manera ética y respetuosa de las personas y del medio ambiente, son las mismas que permitirán influir en el futuro para que el concepto de “largo plazo” no sea sólo un sueño sino una realidad.

Acerca de Frederic Page

Learning & Development professional, based in Barcelona, Spain. Blogging about Corporate Sustainability and Social Responsibility.
Galería | Esta entrada fue publicada en Ética, Medioambiente, RSE/RSC, Sostenibilidad y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s