La compensación de emisiones en España 2012

Una organización compensa sus emisiones de gases de efecto invernadero invirtiendo en proyectos de reducción de emisiones realizados por terceros. La compensación de emisiones está en continua expansión en los últimos años. Según el informe “State of the Voluntary Carbon Markets 2011”, de Ecosystem Marketplace y Bloomberg, en 2010 el volumen de transacciones en los denominados “mercados voluntarios” llegó a los 131 millones de toneladas de CO2 valoradas en 424 millones de dólares. Este dato supone un aumento del 34% respecto a los 98 millones intercambiados en 2009.

En España, la compensación de emisiones se está configurando como un instrumento más en materia de reducción de emisiones de CO2. El grado de conocimiento sobre esta práctica es muy elevado, y así lo reconoce el 80% de los participantes en este estudio. Sin embargo, sólo un 30% de los encuestados afirma haber compensado emisiones.

En el estudio se analizan las 50 acciones de compensación de emisiones consideradas más relevantes en España para clasificarlas según la calidad de la compensación y mostrar así la realidad de los mercados voluntarios en nuestro país. Para ello, se han tomado en cuenta cuatro variables: el alcance de las emisiones compensadas, que va desde la huella de carbono (el caso más óptimo) hasta la compensación de un evento, jornada, publicación o similares; el tipo de certificado que han obtenido (diferenciando entre estándares de reconocida calidad y otros que ofrecen menos garantías), el país en el que se ubica el proyecto y el tipo de sector.

En términos generales, puede señalarse que la mayor parte de la compensación de emisiones realizada en España cumple con unos criterios de calidad suficiente. En cuanto a las compensaciones que no superarían el aprobado, destaca la alta presencia de proyectos forestales desarrollados en España. En estos casos existe un potencial problema de “doble contabilidad” así como, en ocasiones, falta de certeza sobre la permanencia de carbono. A menudo, se detecta una falta de información, sobre todo, en lo referente al tipo de créditos utilizados.

Las principales razones que han frenado la utilización de estos mecanismos de compensación han sido, fundamentalmente:

  • La preferencia por llevar a cabo acciones de reducción de emisiones (80%) como objetivo en materia de cambio climático.
  • El elevado precio de la tonelada de CO2 (12%).
  • La falta de seguridad (8%).

El informe “La compensación de emisiones en España 2012” revela también que, entre las compañías españolas que han compensado emisiones, la preferencia es hacerlo a través de los mecanismos flexibles del Protocolo de Kioto, es decir, con créditos CER y ERU, y así lo manifiesta un 50% de los encuestados. El importe pagado por cada tonelada de CO2 compensada se sitúa en la franja de entre 5 y 15 euros, con un precio medio de 10,50 euros.

Descargar el informe:La compensación de emisiones en España 2012 (PDF)

Fuente: construible.es

Acerca de Frederic Page

Learning & Development professional, based in Barcelona, Spain. Blogging about Corporate Sustainability and Social Responsibility.
Galería | Esta entrada fue publicada en Medioambiente, Noticias, Sostenibilidad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s