La sostenibilidad como motor económico para la industria del plástico

En uno de sus últimos estudios, la consultora Ceresana analiza el boom de la industria de bioplásticos. El instituto de investigación de mercados espera que el mercado global de bioplásticos supere unas ventas de 2.800 millones de dólares en 2018 tras mantener unos crecimientos medios anuales hasta entonces del 17,8%.

Las ventajas de los bioplásticos son de sobras conocidas: protegen el medioambiente, reducen la dependencias de las materias primas fósiles, suponen una solución para la generación de residuos y mejoran la imagen de los plásticos. Con cerca del 48% de la demanda global, Europa fue el principal consumidor de bioplásticos en 2010, seguido de Norteamérica y Asia-Pacífico.

Crecimientos en todo el mundo
De cara a los próximos 8 años, las cuotas de participación de la demanda de este tipo de materiales por parte de las diferentes regiones del mundo crecerán de forma significativa, pero habrá dos en las que lo hará de forma más acusada: Asia-Pacífico y Sudamérica. La primera alcanzará los niveles de Europa y Noteamérica, y la segunda verá incrementado enormemente su consumo por el incremento de producción de Brasil.

Por tipo de bioplástico, el PLA verá crecer su demanda un 12% anual en Norteamérica hasta 2018 y un 17% en Asia-Pacífico.

En 2010 la mayor parte de la demanda de bioplásticos fue satisfecha por materiales basados en almidón, seguidos por los de ácido poliláctico (PLA). Otros plásticos de base biológica (PHA/PHB, celulosa, PBS,…), así como plásticos de base fósil pero biodeggradables, sumaron menos del 17% de la demanda global.

Los plásticos biodegradables dominan actualmente el mercado de los bioplásticos, con un 92% de cuota sobre el total, mientras que los plásticons no biodegradables pero basados en fuentes renovables se prevé que incrementen su cuota de mercado del 8% de 2010 a más del 47% en 2018.

Buenas perspectivas
Los avances técnicos en la producción y el considerable incremento de las capacidades productivas permitirá a los productores ajustar los precios, lo que incrementará la competitividad de los bioplásticos frente a los plásticos tradicionales.

En paralelo, el desarrollo de nuevos productos y aplicaciones contribuirá al crecimiento de los bioplásticos, respaldados además por cambios legislativos que harán que ganen peso en los mercados.

Industrias como las de las bolsas, films, envases, automoción, electrónica suman ya una quinta parte de la demanda global y se espera, según Ceresana que alcancen crecimientos anuales de consumo de bioplásticos del 30% en los próximos años.

Fuentes: Mundoplast.com / sustentator.com

Acerca de Frederic Page

Learning & Development professional, based in Barcelona, Spain. Blogging about Corporate Sustainability and Social Responsibility.
Galería | Esta entrada fue publicada en RSE/RSC y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s