El compromiso de IKEA con la sostenibilidad

Según informa el Diario de Léon en su edición de hoy, el responsable de Comunicación y Expansión de Ikea Ibérica, Rodrigo Sánchez Flórez, confirmó ayer en Valladolid que las obras de construcción del centro comercial de la multinacional sueca ubicado en Arroyo de la Encomienda «van según el plan establecido» para abrir la tienda «a finales de año».

La nueva tienda será «singular y única en España y en el mundo» al incorporar una serie de «medidas medioambientales» que permitirán reducir el consumo de energía en un 20 por ciento, equivalente a un ahorro de más de 100.000 euros anuales que «repercutirá» en una «bajada de precios y no en un incremento de la cuenta de resultados».

Economizar recursos es parte fundamental en el desarrollo y la fabricación de productos IKEA. Ayuda no sólo a ahorrar dinero, sino también a proteger el medio ambiente. Las medidas aplicadas por la empresa de origen sueca el año pasado en los ámbitos de la gestión de residuos, el ahorro de agua y la eficiencia energética, entre otros, han permitido un ahorro de costes de 2,5 millones de euros en el año fiscal 2010. En ese mismo periodo IKEA invirtió 14,6 millones de euros en iniciativas de sostenibilidad.

A la vez, IKEA se ha puesto como objetivo ofrecer soluciones y su experiencia a sus clientes para que puedan llevar una vida más sostenible en el hogar. La empresa sueca ofrece más detalles sobre sus ideas para mejorar la sostenibilidad en un documento (PDF) disponible en la web.

En su página web sobre Responsabilidad Empresaria, la empresa informa sobre sus iniciativas a favor del medioambiente, la lucha contra el cambio climático pero también sobre su código de conducta, el IWAY o sea, la manera reponsable IKEA de comprar productos de decoración del hogar, que define lo que los proveedores pueden esperar de IKEA y lo que IKEA exige a sus proveedores. IWAY se introdujo en 2000, y actualmente existen varias IWAYs que cubren diferentes aspectos de la empresa.

Los proveedores de los productos IKEA deben ser respetuosos con el medio ambiente y trabajar en unas condiciones laborales aceptables. La mejor manera de influir y contribuir a un desarrollo positivo es manteniendo relaciones estrechas y duraderas con los proveedores. IKEA aporta a sus proveedores sus conocimientos y experiencia para que se esfuercen en ser responsables con las personas y el medio ambiente.

Le empresa también ha desarrollado una serie de iniciativas sociales para mejorar los derechos y las oportunidades de los niños, creando un cambio sustancial y duradero. Sus socios principales son las dos organizaciones internacionales más importantes a favor de los derechos de los niños, UNICEF y Save the Children.

Por fin, IKEA coopera con empresas, sindicatos, ONGs y organizaciones para desarrollar y mejorar el impacto de su trabajo a nivel social y medioambiental. De esta forma, la empresa aprende, comparte experiencias y consigue más objetivos que trabajando de manera solitaria.

Las 13 tiendas que IKEA tiene ahora en España lograron reducir a lo largo de 2010 el consumo de agua en un 18,3%, hasta dejarlo en 3,43 litros de agua por visitante. En ese mismo período las tiendas elevaron hasta el 87% el porcentaje de residuos reciclados y reutilizados energéticamente, lo que acercó a la compañía al objetivo del 100% para 2015. Además, gracias a la mejora en la gestión y sistemas de reciclaje, se consiguieron ahorrar más de 650.000 euros.

Para los próximos años, IKEA Ibérica ha anunciado nuevas inversiones para reducir su impacto ambiental y mejorar su eficiencia energética. Hasta 2013 IKEA Ibérica invertirá 50 millones de euros en la implantación de plantas fotovoltaicas en todas sus tiendas y los 2 centros de distribución en España. Todas estas medidas se enmarcan en un plan estratégico de la compañía diseñado hasta 2015, con el que ésta pretende que su surtido de productos a la venta “sea más sostenible”, concretamente un 90 por ciento más dentro de cuatro años; tener un papel activo en la lucha contra el cambio climático; convertir los residuos en materias primas, reducir el consumo de agua tanto en tiendas como en proveedores y avanzar en responsabilidad social para que Ikea sea “la mejor empresa para trabajar en distribución en España”, aseguró la responsable de Sostenibilidad.

Según informa el economista.es en su edición de ayer, la futura tienda de Ikea en Valladolid, será la primera de la multinacional sueca en contar con una iluminación integral de luces de LED y bombillas de bajo consumo, que permitirá un ahorro del 40 por ciento, y en estar libre de PVC. Además, todas las medidas medioambientales de la tienda tendrán un retorno de inversión de menos de ocho años y, según los responsables de la empresa, el cliente percibirá todas estas acciones en unos embalajes planos más inteligentes y en una mejora de las materias primas, con un algodón más sostenible y una madera certificada y sometida a “un control minucioso” que garantiza su trazabilidad.

Anuncios

Acerca de Frederic Page

Learning & Development professional, based in Barcelona, Spain. Blogging about Corporate Sustainability and Social Responsibility.
Galería | Esta entrada fue publicada en Casos Empresariales, Medioambiente, RSE/RSC, Sostenibilidad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s