El acoso y la mala organización empresarial

Se acabó la impunidad para las presiones y los insultos en el trabajo.

El Gobierno español quiere poner coto a estas situaciones, y ha publicado un protocolo de actuación sobre el acoso laboral en la Administración Pública. El acoso moral en el trabajo es una conducta relativamente extendida en los ambientes laborales pero apenas un 13% de nuestras empresas de más de 10 trabajadores han tomado alguna iniciativa en orden a su prevención.

Según el nuevo protocolo, constituye acoso cuando se da alguna de estas circunstancias:

  • Dejar al trabajador de forma continuada sin ocupación efectiva, o incomunicado, sin causa alguna que lo justifique.
  • Dictar órdenes de imposible cumplimiento con los medios que al trabajador se le asignan.
  • Ocupación en tareas inútiles o que no tienen valor productivo.
  • Adoptar acciones de represalia sobre los trabajadores que han planteado quejas, denuncias o demandas frente a la organización, o frente a los que han colaborado con los reclamantes.
  • Insultar o menospreciar repetidamente a un trabajador. Reprenderlo reiteradamente delante de otras personas.

Una mala organización laboral puede estar relacionada con el acoso.

Estas son algunas claves, según CC OO:

  • La falta de definición de los objetivos, autonomía y responsabilidades en el ejercicio de nuestro trabajo y la falta de adecuación de la información que tenemos para hacerlo.
  • El diseño de puestos de trabajo que implican un reducido o inexistente margen de decisión y autonomía respecto al contenido y a las condiciones de trabajo.
  • La inseguridad en las condiciones de trabajo (temporalidad, distribución irregular de jornada, salario variable).
  • La exigencia de hacer tareas que entran en conflicto con las normas y valores profesionales y personales.
  • La competitividad como forma de relación entre compañeros frente a potenciar el apoyo y el refuerzo del trabajo.
  • El diseño de puestos de trabajo aislados o que imposibilitan la relación con los compañeros.
  • La ausencia de capacitación para gestionar personas y de preocupación por la salud y el bienestar en el trabajo de directivos, mandos intermedios y encargados también puede estar relacionada.

Fuente: El País http://www.elpais.com/articulo/sociedad/difusas/fronteras/acoso/laboral/elpepusoc/20110822elpepisoc_1/Tes

Anuncios

Acerca de Frederic Page

Learning & Development professional, based in Barcelona, Spain. Blogging about Corporate Sustainability and Social Responsibility.
Galería | Esta entrada fue publicada en Noticias, RRHH, RSE/RSC y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s